Cuando ya tienes tomada la decisión de dar la vuelta al mundo, elegir el itinerario es el siguiente paso natural. Parece sencillo, pero el mundo es muy grande y siempre tendemos a querer verlo todo. Aquí te vamos a dar algunas claves a tener en cuenta para que comiences a tener clara una ruta previa antes de iniciar tu aventura.

Te recomendamos pensar más o menos cuáles son los lugares que quieres conocer, pero ir con la mente totalmente abierta a cambiar de planes si te apetece.

Nosotros estuvimos 10 meses viajando y, salvo los 3 primeros vuelos, fuimos improvisando. Debajo os dejamos nuestro itinerario.

Nuestro itinerario de vuelta al mundo

  • Madrid – Moscú
    Rusia no estaba en nuestro plan inicial. De hecho, teníamos decidido empezar por la India. Al buscar los vuelos nos dimos cuenta de que los más baratos siempre hacían escala en Moscú. Resulta que el precio en billetes de avión era el mismo si cogíamos un vuelo a Moscú y luego otro a Nueva Delhi y esto nos permitió pasar unos días en la capital rusa que, por cierto, ¡Nos encantó! Si quieres leer nuestra visita a Moscú, haz clic aquí
  • Moscú – Nueva Delhi
    9 intensísimos días en el norte de la India. Visitamos lo que se conoce como el triángulo dorado: Nueva Delhi, Agra y Jaipur.
  • Nueva Delhi – Katmandú
    Aunque hay gente que va de la India a Nepal por carretera, nosotros fuimos en avión por algo menos de 60€ en un vuelo que dura 1h 30m. Pasamos un mes en Nepal recorriendo distintas partes de este maravilloso país. Aquí puedes leer los posts de Nepal
  • Katmandú – Bangkok
    Estuvimos unos 15 días en el sur de Tailandia. Luego volvimos a Bangkok en autobús y nos fuimos a Camboya por carretera
  • Bangkok – Siem Reap (por carretera)
    Llegamos por carretera y solo pasamos una semana en Camboya. Atravesamos el país en autobuses.
  • Phnom Penh – Oh Chi Minh (por carretera)
    Viajamos en autobús desde la capital de Camboya hasta Oh Chi Minh y nos quedamos un mes recorriendo Vietnam de sur a norte.
  • Haiphong – Bangkok (volamos solo para coger otro vuelo)
  • Bangkok – Estambul
    «Deshicimos» recorrido para reunirnos con nuestras familias en Turquía y pasar las navidades en Estambul con ellos.
  • Estambul – Kuala Lumpur
    Después de nuestra vuelta a Europa por Navidad, volvimos al sudeste asiático y pasamos otro mes recorriendo Malasia.
  • Kuala Lumpur – Cebú
    Volamos a Filipinas donde nos movimos durante casi un mes en barcos y vuelos internos.
  • Manila – Melbourne
    Abandonamos el sudeste asiático para recorrer Australia de Melbourne a Brisbane en una campervan durante 3 meses.
  • Brisbane – Queenstown
    Volamos a Nueva Zelanda donde seguimos viajando en campervan de sur a norte durante otras dos semanas.
  • Auckland – San Diego
    Con escala en Hawai, dimos la vuelta al globo para seguir viajando por América. Estuvimos un mes en EEUU, dos semanas en San Diego y dos semanas recorriendo la costa oeste.
  • San Francisco – La Habana
    Un mes viviendo la increíble Cuba
  • La Habana – Lima
    12 días en Perú aprovechando mucho el tiempo.
  • Cuzco – Santiago de Chile
    Llegamos por carretera hasta Atacama recorriendo varias ciudades de Perú. En el norte de Chile cogimos un vuelo interno hasta Santiago donde estuvimos la última semana del viaje.
  • Santiago de Chile – Madrid
    Vuelo de 13 horas con el que terminó la maravillosa aventura.

Cómo elegir el itinerario de vuelta al mundo

Seguro que os suenan las frases “Ya que estamos aquí, es un pecado no visitar tal sitio”, “Tengo que ver X lugar porque a lo mejor nunca vuelvo a estar aquí…» A veces, nosotros mismos nos imponemos la obligación de ir a visitar algo que no nos interesa realmente solo porque es «totalmente imprescindible» estando en un determinado destino.

Pues bien, cuidado con esta forma de pensar porque en un viaje tan largo no puede ser turista todo el tiempo y si estás dispuesto a hacer un viaje así, la experiencia de vivir los sitios te aportará más que hacerte otra foto en otro lugar emblemático. Verás muchísimos y si te dejas algunos, no pasa nada. Se trata de disfrutar, sentir y vivir, no de completar el checklist del viajero.

Una vez dicho esto, para hacerte una idea de la ruta que quieres seguir, te recomendamos que tengas en cuenta lo siguiente:

  • Qué zonas/países quieres conocer, aquello que te interese de verdad y no te quieras perder.
  • Cuánto presupuesto tienes y cuál es el mejor modo de aprovecharlo. Esta es la clave para que el dinero te dure. Si pasamos mucho tiempo en Asia, sabemos que podremos estar fuera más tiempo durmiendo en hoteles que estén bien. Mientras que si queremos estar más en Australia tendremos que valorar otra forma de viajar.

Dos opciones de dar la vuelta al mundo

Existen dos formas de realizar un viaje de este tipo:

  • Comprar un billete vuelta al mundo (RTW). Elegimos los destinos por los que deseamos pasar y compramos un paquete de vuelos con orígenes y destinos ya cerrados, así como con fechas concretas ya establecidas, para conseguir un precio especialmente económico. Existen grandes alianzas aéreas especializadas en este tipo de billetes y nos pueden configurar un viaje a nuestra medida. El precio de estos billetes varía mucho según el número de paradas que hagas y los destinos que elijas. Tras mirarlos mucho, la base está en unos 2.000€ por 6 paradas, aunque cuando nosotros dibujamos nuestro itinerario ideal en las webs de estas empresas, el precio estaba más cerca de los 5.000€ por persona.
  • Comprar los vuelos por tu cuenta. Esta es la opción que nosotros escogimos por dos motivos principales
    :
    • Puede ser más económico. Existen webs (Skyscanner) donde encontrar la opción más económica para volar cuando no tienes una fecha concreta. Aunque requiere trabajo y vivir con incertidumbre, se puede conseguir un viaje más personalizado por menos dinero que con un billete RTW.
    • Mayor flexibilidad y margen de improvisación. Si llevamos el billete vuelta al mundo ya sabemos dónde vamos a ir antes de salir. De este modo podemos improvisar según nos vaya apeteciendo. Es decir, si llegamos a un sitio y nos apetece quedarnos más, podremos hacerlo. Si, por el contrario, un lugar no nos gusta demasiado, tenemos la capacidad de movernos cuando queramos.
¡Comparte nuestro contenido!

4 comentarios

  1. Que envidia dais. Siempre se dice lo mismo pero est vez es de ….. corazón
    Menos lo de trekking lo demás os lo. O pro sobre todo lo de Australia y el Pacífico Sur.
    Disfrutarlo y si os quedáis sin dinero podéis pedírselo a Manuel Moreno manuel.moreno@getinge.com
    Un saludo y pasarlo bien
    Espero vuestro próximos sitios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.